sábado, 22 de abril de 2017

Desborde Subterráneo (El Libro)



Reseña del libro del mismo nombre de Fabiola Bazo, a quien agradecemos su valiosa contribución en la estructuración de este artículo.

"A todos los prófugos del mundo, a quienes
Quisieron contemplar el mundo,
A los prófugos y a los físicos puros, a
Las teorías restringidas y a la generalizada.
A todas las cervezas junto al mar.
A todos los que, en el fondo, tiemblan al ver un guardia.
A los que aman a pesar de su dolor y el dolor que el tiempo
Hace florecer en el alma"
Luis Hernández Camarero

Acabo de terminar de leer el libro Desborde Subterráneo de Fabiola Bazo, un libro que como buen devoto de la virgen del puño que soy me pareció en un principio algo caro, pero después de haberlo leído, ha valido la pena cada centavo. El libro es una mirada muy objetiva al rock subterráneo, pasando por su nacimiento, su apogeo y su decadencia por circunstancias que ya trataremos en un momento. Fabiola no se casa con nadie y dice las cosas como se tienen que decir.

Tal vez como en toda obra, algunas cosas sucedieron de forma diferente a como las cuenta Fabiola, tal vez se le ha dado demasiada importancia a ciertas bandas y otras han sido dejadas de lado, pero eso es lo hermoso de poder escribir un libro, es la historia según Fabiola, según lo que ella investigo (pues ella misma menciona que no fue parte de la escena subterránea de los 80), y el producto final a nuestra humilde opinión es muy bueno y si la memoria no nos falla uno de los pocos o el único libro sobre la movida subte  de distribución masiva. Empecemos el viaje:

El rock subterráneo nace a inicios de los 80, por ese tiempo la violencia subversiva estaba en pleno asenso y el Perú empezaba a sentir con fuerza las consecuencias de esta guerra. La primera oleada de Rock Subterráneo nace con: cinco grupos: Autopsia, Guerrilla Urbana, Narcosis, Zcuela Cerrada y Leusemia. Ellos hablaban en sus letras sobre las cosas que se vivían en el país, expresando su disconformidad, eran renegados, apolíticos, individualistas, tocaban donde sea.
En ese tiempo la mayoría de grupos practicaba el mismo discurso, mas allá de ciertas desavenencias aquí allá, todos parecían ir hacia el mismo lado.
Tal vez a lo único que le tenían aversión era a ser pasados en la radio, lo que era visto como un sacrilegio entre ellos.

A raíz de diversos reportajes sobre el rock subterráneo en la Tv, este empezó a hacerse un tanto popular allá por el año 1985 en adelante y es así que llega el segundo desborde subterráneo con nuevas bandas que traerían también con ellas nuevos estilos musicales. Delirios Kronikos, Sociedad de M, Flema Rock, Eructo Maldonado, Radicales, Excomulgados, Éxodo y Pánico. El problema con este segundo desborde subterráneo fue que muchas de las bandas nuevas trajeron su propio discurso y el mensaje se hizo más radical. En palabras de Fabiola:
 
La Heterogeneidad social que acompaño la masificación de la escena de rock subterráneo permeo también el discurso nihilista e individualista subterráneo. Un sector pasó de la opresión individual del sistema a la denuncia colectiva, a la Radicalización.

La radicalización de los sectores populares, presente en los 80 se empezó a hacer patente dentro del círculo del rock subterráneo, y ese fue el principio de su fin.

La escena se volvió tan cerrada que grupos como María T-Ta y Del Pueblo que practicaban un discurso y un estilo musical un tanto diferente fueron tachados pues se les consideraba poseros por no seguir el lineamiento subte.

Es a raíz de esto que la escena se hace mas sectaria y empiezan los problemas pues los subterráneos provenientes de distritos de clase baja, despotricaban contra los de distritos  de clase alta, aduciendo que ellos no podían ser subtes pues no vivían los problemas que ellos tenían, es  así que por esta razón la escena se divide en dos, los subtes de clase alta y los de clase baja,  Los conciertos se dividieron entre el Hueco y la Jato Hardcore, no es que se haya querido que sea así, pero la intolerancia de algunos obligo a que esto sucediera.

Los parámetros dejaron atrás los ideales libertarios iniciales, se empezaron a crear luchas estúpidas tratando de definir quién era un verdadero subte y quien un impostor, las bandas de hardcore y punk radical comenzaron a dominar la escena y trajeron consigo su discurso y su gente quienes no sabían mucho de música, pero sí de movimientos sociales y se camuflaban para soltar su resentimiento.

Riqi Antituco en el 2014, reflexionando sobre esos años menciono que de alguna forma romantizaron la pobreza pues pensaron que la gente buena se encontraba en los barrios pobres y la gente mala en zonas residenciales.  Para el todo eso fue una forma de criticar el orden establecido, anhelando por una sociedad más igualitaria.

Fabiola al finalizar el libro reflexiona y hace una declaración triste, pero muy cierta:
Muchos subterráneos retomaron sus estudios, buscaron trabajo o salieron del país por razones económicas o políticas, otros simplemente dejaron la escena del todo.

Finalmente la escena subterránea se enredo y nublo en sus faccionalismo, marginalidad y violencia.

La escena subte empezó en el momento adecuado, en medio de un crisis política y una guerra emergente, las primeras bandas como vimos eran hermanas y solo querían gritar su inconformidad a través de su música, eso cambio años más tarde, pues los intolerantes de siempre se infiltraron y trajeron abajo la escena con su estúpido discurso radical, la escena empezó a ser algo asfixiante, la gente se harto y se largo.

Muchos Subtes siguieron metidos en música, pero ya no tan subterráneos, sino más comerciales,  ahora tras tantos años lo subte se volvió icónico y se hacen un montón de festivales Rock en Lima, con precios altos, si se habla de subte, pero la verdad es que ahora todo es tan diferente a como fue en los 80.  Siguen habiendo por aquí y por allá una pequeña escena subte mas enfocada en la onda vegana, anti taurina y la incursión social, pero ya no es lo mismo, ya no hay la adrenalina que había antes, zines , unos cuantos, pero escasos….

A veces idealizamos a la escena subte de los 80, pero la verdad es que el clasismo, el racismo y la misoginia le hicieron demasiado daño, una escena supuestamente no influenciable, se dejo influenciar y de la peor manera.  

Lo que se vivió en los 80, no podrá ser repetido jamás, porque lo que paso fue a raíz de un conjunto de cosas que fueron las que detonaron en toda esa movida, esa adrenalina nacida a raíz de todo el conflicto social fue el detonante de donde todo nació. Fue el tiempo y el momento perfecto, y no se volverá a repetir, y si bien es cierto hoy en día hay una escena subte, aplaudimos lo que hacen, pero insistimos en que vivimos en un contexto diferente y por ende esta escena es muy distinta a la de los 80.  Lo que paso, paso y en la historia quedara, así que por favor, no se molesten en tratar de repetirlo.


1 comentario:

Gamer Blog dijo...

Esta página me ha ayudado mucho a obtener visitas: https://sharkvisitors.000webhostapp.com éxito en tu proyecto.